Prioridades de la charla de los jefes de policía: Colaboración y Tecnologías Avanzadas

febrero 25, 2019

Muchos de los problemas apremiantes que enfrentan las fuerzas de orden público hoy se hablaron en la reciente conferencia de la Asociación de Jefes de las Principales Ciudades en Washington DC. El evento, que contó con charlas de las autoridades superiores de distintas instituciones de investigación y oficinas del alguacil, ademá de comentarios del presidente Donald Trump, revelaron detalles sobre cuatro áreas clave que los jefes de policía consideran como prioridades principales: una de ellas es aprovechar las tecnologías avanzadas para resolver crímenes.

 

 

Después del evento, nos sentamos con el EVP de Ventas de Américas de Voyager Labs, Amit Gavish, para escuchar todos sobre los aspectos clave para recordar de la MCCCA para profesionales de las fuerzas de orden público.

 

 

Colaboración entre autoridades federales y locales

 

 

Si tuviera que señalar un mensaje dominante de esta conferencia, sería la necesidad de colaboración.

 

 

Como todos sabemos, solía darse que los problemas como el contraterrorismo, la seguridad nacional y la seguridad fronteriza eran estrictamente dominio de las agencias federales. Pero resulta claro para todos que hay una necesidad de investigar estas amenazas a nivel local, municipal también, dado que están en el terreno y las agencias federales no pueden estar en todo lugar al mismo tiempo. Pero este es el problema: solo las fuerzas policiales muy grandes tienen los recursos para dedicar a estos tipos de actividades.

 

 

Además, incluso los tipos de problemas con los que los jefes de policía han estado lidiando durante un tiempo (violencia con armas, tráfico de drogas, fraude) se han tornado mucho más complejos. Prácticamente siempre abarcan a varias jurisdicciones, a menudo de cruzando las fronteras, y definitivamente requieren la colaboración entre las agencias.

 

 

Por lo tanto, la colaboración es una obligación y debe haber un reconocimiento mutuo de estas necesidades. Pero esto implica más que solo advertir después del 9/11 que los diferentes departamentos deben compartir información, se trata de permitir que cada fuerza policial tenga los tipos de capacidades analíticas que le permitirán llegar a conclusiones. Ya hemos llegado a ese punto en el que, sin esta capacidad, los jefes de policía carecen de las herramientas básicas para hacer su trabajo.

 

 

Una tendencia relacionada que espero que veamos más es un aumento en la cantidad de centros de fusión, no solo compartir información, sino trabajar realmente juntos en una asociación federal/estatal/local. Hemos visto esta iniciativa en acción ya con el programa de Área de Tráfico de Drogas de Alta Intensidad (HIDTA), y este modelo puede aplicarse a otros dominios de investigación.

 

 

Aplicar tecnología avanzada a solucionar crímenes

 

 

Cuando habla con los jefes de policía, hay una creciente comprensión de que la capacidad para analizar datos del espacio cibernético es algo que cada agencia debería tener en su caja de herramientas. La ven como una fuente de información integral, igual a analizar los resultados de búsqueda, marcar una vivienda o usar datos forenses y cámaras de seguridad. Al igual que cualquier otro método de investigación, debe usarse con responsabilidad y debería estar a la altura del mismo estándar de privacidad que cualquier otra técnica de investigación. Pero, a diferencia de otras técnicas de investigación, hay una pregunta importante sobre cómo aprovechar con eficacia miles de millones de puntos de datos dinámicos que cambian de forma constante. Este desafío se amplifica por el creciente número de casos con los que se lidia al mismo tiempo. Es aquí cuando las tecnologías avanzadas entran en juego, dado que estos puntos de datos son demasiado vastos y complejos para analizarse de manera significativa de cualquier otra forma. Los conocimientos automatizados pueden proporcionar una ventaja decisiva en el flujo de trabajo.

 

 

Prevenir la violencia con armas contra las autoridades

 

 

Otro tema importante del que se habló en gran medida fue la violencia con armas en el país y su impacto en la seguridad de las autoridades. El último año, las muertes relacionadas con armas de fuego superaron las muertes relacionadas con accidentes de tránsito por primera vez en 20 años. El rumor de las autoridades veteranas es que los sospechosos han comenzado a dudar más de disparar a un oficial de policía por temor al castigo. Por lo tanto, este nivel de mortalidad entre las autoridades es muy alto, y es una tendencia preocupante. Los jefes de policía son responsables de mitigar y prevenir esta violencia, que no es una tarea fácil.

 

 

Crear puentes entre la brecha generacional

 

 

Hay un debate realmente interesante en curso entre los jefes de policía sobre el cambio generacional que está sucediendo. Los jefes comprenden que necesitan incorporar tecnología y, si no están familiarizados con las últimas innovaciones ellos mismos, necesitan rodearse de las personas que sí lo estén. Saben que el aspecto tecnológico de las fuerzas de orden público es una ventaja eficaz en la lucha contra el crimen y, por lo tanto, es una tendencia que debe adoptarse. Estos jefes comienzan a ver una nueva generación de personal de fuerzas de orden pública que usan con más facilidad la tecnología y que están naturalmente inclinados a incorporar tantos conocimientos impulsados por datos como puedan en su trabajo diario. Por otro lado, se sabe bien que el aumento de la actividad en línea crea más amenazas cibernéticas, pero, por otro lado, proporciona una capa adicional repleta de información relevante. La nueva generación de oficiales de policía, que “nacieron digitales”, pueden ayudar a impulsar el cambio en sus departamentos combinando el excelente trabajo policial con tecnología eficaz, y creando un multiplicador de fuerzas.

 

 

Los jefes de policía tienen muchos desafíos diversos para manejar este año. Pero, con mejor colaboración entre departamentos y jurisdicciones, al crear un puente entre la brecha generacional e incorporar tecnologías avanzadas, pueden garantizar que están aprovechando cada oportunidades de sobrellevar estos desafíos.

Share this post